Es muy importante en los almacenes de tamaño medio-grande conocer muy bien las zonas donde están las mercancías, que tipo de producto se guarda, las rutas…
¿Qué se consigue con todo esto? Reducir los tiempos de gestión de los productos para que la entrega y el envío a los clientes se vea disminuida. Un almacén ya no es el lugar donde guardar una mercancía y hacerlo de cualquier manera, sino un eslabón fundamental para el servicio del cliente.
Hay que conocer muy bien las ubicaciones de los productos para que el tiempo de manipulación se reduzca y así conseguimos mejores plazos de entrega para el cliente. Tareas como selección de la mercancía en almacenes o estanterías forma parte del día a día de la gestión y preparación de pedidos que entre otras características también hay que tener en cuenta:
– Una correcta señalización de las zonas del almacén, estanterías…
– Señalización y identificación de la mercancía
– Disposición óptima de la mercancía tanto en su ubicación y apilado, como en la delimitación de los espacios para el paso de carretillas y personas.
– Indicación del uso, o no, de maquinaria para el transporte o movilización de las mercancías.
– Identificación de los contenedores de la planta productiva

En definitiva, una señalización óptima de tu almacén o planta productiva te ayudará a reducir tiempo de gestión de la producción y preparación de los pedidos.

Mini Cart 0

Tu carrito está vacío.

¿Necesitas ayuda?